Martes, 24 Octubre 2017
Ultimas noticias
Casa » La policía británica dejará de compartir información del ataque con Estados Unidos

La policía británica dejará de compartir información del ataque con Estados Unidos

26 May 2017

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, viajará mañana, viernes, al Reino Unido en un gesto de "solidaridad" tras el atentado del lunes en Manchester en el que murieron 22 personas y 64 resultaron heridas, informó hoy el ministerio de Exteriores británico.

"Muy preocupada porque Estados Unidos haya filtrado datos de inteligencia que Reino Unido les dio en el medio de una investigación en marcha en la cual la seguridad pública está en riesgo. ¿Qué está ocurriendo?".

Minista de Interior británica, Amber Rudd, tildó de "irritante" ese goteo de información, y la prensa británica aseguró que la primera ministra Theresa May abordará el asunto con el presidente Donald Trump en la cumbre de la OTAN de este jueves en Bruselas.

BBC reveló, sin identificar a sus fuentes, que la Policía de Mánchester está "furiosa" por las fugas y que ha dejado de compartir información con Washington.

La policía está buscando un posible fabricante de bombas después de que Salman Abedi, el atacante de 22 años de edad nacido en Gran Bretaña, detonara un dispositivo sofisticado en la salida de un concierto de Ariana Grande repleto de jóvenes el lunes por la noche, matando a 22 personas.

Según The New York Times, la bomba consistía en un explosivo potente metido dentro de un recipiente de metal adosado a un chaleco negro o una mochila azul de la marca Karrimor. En declaraciones previas a dicho encuentro, May dijo: "Le dejaré claro al presidente Trump que la inteligencia que es compartida entre nuestras agencias debe permanecer protegida".

"Esto es hasta el momento en que tengamos garantías de que no ocurrirán nuevas revelaciones no autorizadas", dijo la fuente de la lucha contra al terrorismo, hablando bajo condición de anonimato.

Trump fue criticado este mes después de saberse que había hablado de información delicada sobre Siria, originada en un aliado, con altos cargos rusos en una reunión en la Casa Blanca. El gobierno desplegó tropas para liberar agentes de policía a fin de que puedan realizar patrullajes e investigaciones. Había 23 que continuaban bajo cuidados intensivos.

La reina Isabel visitó el Hospital Real de Niños de Manchester, donde han recibido tratamiento algunas de las víctimas. Esta decisión se tomó tras la filtración de imágenes de los restos de la bomba que detonó durante el atentado en Mánchester. Medios británicos han informado de que uno de ellos es un hermano de Abedi pero la policía no lo ha confirmado.

La policía británica dejará de compartir información del ataque con Estados Unidos