Viernes, 18 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » Cuba responde a Trump: 'cualquier estrategia injerencista está condenada al fracaso'

Cuba responde a Trump: 'cualquier estrategia injerencista está condenada al fracaso'

17 Junio 2017

"Es por eso que hoy estoy anunciando nueva política", dijo Trump en un teatro en Miami relacionado con el exilio cubano, cumpliendo una promesa que hizo durante la campaña presidencial del año pasado para revertir el reencuentro diplomático con la isla.

Asimismo, llamó a "solucionar así sus diferencias en un marco de respeto mutuo y reconocimiento a la soberanía de ambas naciones".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cerró ayer la puerta a más avances en el proceso de normalización con Cuba y aumentó la incertidumbre para las empresas y viajeros estadounidenses interesados en la isla, con el fin de lograr réditos políticos entre la comunidad anticastrista en Florida y el Congreso.

La cancillería mexicana agregó, en el comunicado, que "el gobierno de México reitera su amistad y solidaridad al pueblo cubano, y la voluntad de seguir trabajando con el gobierno de Cuba en los muchos temas de interés común".

"De manera efectiva, estoy cancelando el acuerdo completamente unilateral de la última administración con Cuba", anunció el mandatario, tras denunciar que el relajamiento de las restricciones a los viajes y el comercio, ordenado por Obama, sólo ha beneficiado al régimen de la isla y no a los cubanos.

El comunicado apuntó que las medidas 'tienen el propósito de fomentar la seguridad nacional y los intereses de la política exterior de Estados Unidos y los del pueblo cubano'.

Pero al restringir los viajes individuales de estadounidenses a Cuba, la nueva política también conlleva el riesgo de restringir una importante fuente de ingresos para el sector privado de la isla, al que la medida pretende apoyar.

Estados Unidos rompió relaciones con Cuba en 1961 después de la revolución que encabezó el fallecido Fidel Castro y pasó las siguientes décadas intentando destronar al gobierno cubano o aislando a la isla, lo que incluyó un severo embargo económico impuesto en primera instancia por el presidente Dwight D. Eisenhower.

Los cambios de política no tendrán efecto hasta que tales agencias federales hayan finalizado sus nuevas normas, un proceso que puede tardar varios meses. Tampoco se cortará el envío de remesas a Cuba.