Sábado, 24 Junio 2017
Ultimas noticias
Casa » Vuelta al pasado — Trump contra Cuba

Vuelta al pasado — Trump contra Cuba

20 Junio 2017

Recordó que hace más de ocho años, contando tres elecciones, los emigrantes cubanos no respaldan abrumadoramente al candidato presidencial que apoya una política de guerra y de bloqueo contra el pueblo de la nación antillana. "Primero, es criminal y genocida, según las convenciones de Ginebra contra el genocidio", denunció el jefe de la diplomacia cubana en una rueda de prensa en Viena.

El señor Trump -dice el comunicado- confirmó en su desafortunado discurso, lo que había informado el diario El Nuevo Herald, vocero de la extrema derecha de origen cubano, señalando como autores de este lamentable retroceso a los congresistas de origen cubano Marco Rubio y Mario Díaz Balart.

En suma, la decisión de Trump resulta deplorable desde toda perspectiva: constituye un anuncio de que su país no cejará en la violación de la legalidad; configura un nuevo foco de conflicto; supone un atropello al derecho de los estadunidenses a desplazarse y establecer relaciones de negocios y, ante todo, renueva la histórica afrenta contra el pueblo cubano.

En una audiencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Tillerson señaló que la apertura de la isla a su relación con Estados Unidos ha conducido a un incremento de visitantes y vínculos empresariales estadounidenses con la isla.

Para el ministro cubano, "fue indignante" ver al "publico anexionista cómo coreaba USA USA".

Por el contrario, dijo, levantar el bloqueo sí que favorecería a los intereses de EUA, de sus electores y de quienes pagan los impuestos, que son los que sostienen al Gobierno.

Tomando de sorpresa a muchos observadores de Cuba, su hermano y sucesor en el gobierno de la República, Raúl Castro, se apartó de la rígida línea ideológica socialista reduciendo substancialmente la subsidiada "gratuidad" estatal.

En una declaración difundida en esta capital, esa agrupación afirma que el mandatario norteamericano quiere retornar a la política de confrontación bajo el sofismo de instaurar 'la democracia' en la isla.

Poco después de que el mandatario anunciara desde la ciudad de Miami la regresión de algunas medidas adoptadas por la administración anterior en un proceso de acercamiento a la isla, el senador republicano por Arkansas John Boozman consideró que la medida fue un paso atrás. "Perderán ingresos y perderán empleo", enumeró.

En cualquier caso, indicó que habrá que esperar a conocer las regulaciones con las que se aplicarán esas medidas antes de poder opinar sobre su alcance final.

Rodríguez insistió varias veces en la disposición de su Gobierno a negociar con Estados Unidos los asuntos bilaterales que afectan a los dos países, pero siempre sobre el principio de la "absoluta igualdad soberana" y del "completo respeto" a la soberanía de Cuba. "No pediremos a nadie opinión ni permiso", sostuvo Rodríguez.

"Nosotros tendremos toda la paciencia, la resistencia, la decisión para esperar a que ese momento llegue y, sobre todo, a trabajar activamente para que eso ocurra", prometió.

Vuelta al pasado — Trump contra Cuba