Viernes, 18 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » Sarahah: la aplicación de mensajes "honestos" anónimos que puede llegar al bullying

Sarahah: la aplicación de mensajes "honestos" anónimos que puede llegar al bullying

10 Agosto 2017

La 'app' ya recibió más de 4 millones de descargas desde teléfonos iPhone, convirtiéndose en la más descargada en más de 25 países y superando de esta manera a otras tan populares como el Messenger de Facebook, Netflix o Whatsapp.

Creada en Arabia Saudita por Zain Alabdin Tawfiq, de 29 años, Sarahah, que en árabe significa "honestidad y franqueza", es una aplicación que le permite a un usuario dejar un mensaje anónimo sin que el receptor pueda responder o continuar la conversación. "La aplicación está diseñada para ayudarte a descubrir tus fortalezas y dificultades por medio de un feedback honest de tus compañeros de trabajo y amigos", dice un usuario. La popularidad de la aplicación se debe a que Snapchat permitió a sus usuarios compartir vínculos.

"Mi hijo creó una cuenta y en menos de 24 horas alguien escribió un horrible mensaje racista en su perfil, diciendo que debería ser linchado".

Algunas de las reseñas en las tiendas virtuales advierten sobre el uso de esta aplicación, en donde la mayoría asegura haber recibido comentarios racistas y misóginos, así como insultos de todo tipo y amenazas de muerte.

Hasta la fecha, las aplicaciones de mensajería anónima han tenido un ascenso meteórico y una vida corta en parte por las fuertes polémicas que despiertan al convertirse en vehículo de acoso digital, uno de los grandes problemas de internet.

Del mismo modo Askfm, un sitio web creado con el mismo fin de recibir y enviar mensajes anónimos, se cree que fue el canal utilizado para empujar a varios adolescentes al suicidio por comentarios ofensivos y hostigamiento, algo que la empresa intenta corregir con normas de uso.

Las ganas de los internautas, especialmente los más jóvenes, de conocer qué piensan otros de ellos han llevado a aplicaciones como Sarahah, Yik Yak, Askfm o Secret a proliferar rápidamente sin gran esfuerzo tecnológico, pero se han devenido en las esquinas más desagradables de internet.

Sarahah: la aplicación de mensajes