Sábado, 19 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » Autoridades portuguesas controlan incendio de Abrantes

Autoridades portuguesas controlan incendio de Abrantes

13 Agosto 2017

El número de incendios en el país ha aumentado en los últimos días y el récord del verano obtenido el jueves fue superado ayer viernes, día en el que se registraron 220 fuegos en todo el territorio nacional, indicó Gaspar.

Cerca de mil bomberos, apoyados por medios terrestres y aéreos, combaten hoy los dos grandes incendios que permanecen activos en los distritos de Setúbal y Santarém, en el centro de Portugal. Tras una noche con "varias reactivaciones", las autoridades consideran que el fuego en Abrantes está "de nuevo estabilizado", explicó hoy en una rueda de prensa la portavoz de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), Patrícia Gaspar.

Su tarea se complica por las altas temperaturas previstas para hoy en esa zona del país, acompañadas de vientos con rachas fuertes.

De todos los incendios que ahora salpican el país, que son combatidos por más de 2.000 bomberos, inquietan especialmente los del distrito de Coimbra, en el centro de Portugal, donde más de 600 efectivos tratan de controlar las llamas en diferentes municipios.

La mayoría de los focos activos se concentran en el centro y norte del país, muchos de ellos cercanos entre sí, e involucran a entre 30 y 50 bomberos que suelen trabajar a una relativa distancia sobre el terreno, una situación en la que las comunicaciones cobran mayor relevancia. "Y por lo tanto colapsan las comunicaciones", declara Costa en una entrevista al semanario luso Expresso.

Así, su opinión es tajante: "el colapso del SIRESP resultó del colapso de la red de PT".

La red que utilizan los servicios de emergencia, denominada SIRESP, se convierte entonces en protagonista, pero sus fallos en la tragedia de Pedrógão Grande, donde propiciaron graves problemas de coordinación para combatir las llamas, han despertado dudas sobre su eficacia.

Según un informe preliminar sobre la gestión del incendio de Pedrógão Grande presentado el pasado miércoles, los fallos de comunicaciones registrados durante la tragedia impidieron atender varias llamadas de socorro y además causaron que algunos agentes de Protección Civil actuasen prácticamente a ciegas.