Jueves, 19 Octubre 2017
Ultimas noticias
Casa » Registra UNAM fracturas en la CDMX

Registra UNAM fracturas en la CDMX

13 Octubre 2017

El mapeo, declaró la encargada del CGeo de la UNAM, Dora Carreón Freyre, contiene información valiosa para la planeación de la reconstrucción de la urbe tras el sismo del 19 de septiembre.

Expertos del Centro de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, identificaron en un mapa, las delegaciones de la Ciudad de México con mayor número de fracturas.

El estudio fue iniciado a finales de 2016 como parte de un proyecto impulsado por el Centro Nacional de Prevención de Desastres y la UNAM.

La especialista agregó que el proyecto permite identificar la vulnerabilidad del suelo de la capital y estimar la fragilidad social en las zonas de fracturamiento, ya que el problema afecta de manera diferente a la población, dependiendo del nivel socioeconómico.

"La distribución de las fracturas en la base de la ladera de la Sierra de Santa Catarina, en Iztapalapa, es muy similar del otro lado, en Tláhuac, y también en Xochimilco, en la base de la ladera de la Sierra Chichinautzin".

Sobre el origen de las fracturas en nuestra metrópoli, precisaron que el principal motivo es el contraste entre los materiales volcánicos y los de relleno del lago.

"Ambas se ubican en una especie de fosa delimitada por dos fallas, que atraviesan la ciudad de norte a sur".

Sin embargo, en el caso del área de gran afectación al sur de la Delegación Iztapalapa, limitando con la Delegación Tláhuac, se trata de fracturas que ya estaban reportadas y que en el último sismo, se manifestaron como desplazamientos verticales del suelo, de casi un metro. "Por ello, además de conocer los efectos de los sismos en estos tipos de suelo, es importante saber qué tan susceptibles son de fracturarse", determinó.

Las fracturas no son aleatorias, se pueden cartografiar y predecir hacia dónde se propagarán, que es el objeto de este trabajo.

La extracción de agua es un factor que pone en evidencia las debilidades existentes en el suelo, dado que por el estrés hídrico, el subsuelo se consolida y compacta, por ende las irregularidades y continuidades presentes se manifiestan o propagan hacia la superficie.

Además, recordó que la ciudad se hunde en promedio de 20 a 30 centímetros al año, por lo que esos desplazamientos deben ser considerados en un plan de reconstrucción a corto y mediano plazos. Esto fue lo que llevó al Cenapred a buscar al equipo de Carreón Freyre.

Registra UNAM fracturas en la CDMX